miércoles, 31 de diciembre de 2014

El año que se va

Éste año que se despide ha sido, sin lugar a dudas, el año más difícil en mi vida, lo perdí casi todo, casa, carro, esposa, "amigos", apéndice.
Pero no se aprende sino en la adversidad y el dolor, aprendí a valorar y cuidar mi salud, a disfrutar una caminata y hasta las cumbias de los choferes en la combi, que los ángeles llegan a sanar y enseñar grandes lecciones y luego se marchan para poder seguir iluminando más caminos, que los amigos de verdad puedes dejar de verlos mucho tiempo, pero cuando los necesitas ahí están.

Así que el saldo del 2014 a final de cuentas es positivo, sigo vivo, y como canta Rafa Mendoza "mientras la vida siga, pienso, algo se puede hacer"

Les deseo lo mejor para este 2015, no dejen de luchar y no desperdicien su tiempo en cosas que realmente no quieren hacer.